Juntas en la construcción de concreto armado | Tipos y datos

El concreto es un material duro y resistente que puede soportar todo tipo de condiciones climáticas, y posee la característica de ser fácil de mantener, con una duración o vida útil relativamente prolongada. Esta resistencia lo convierte en un excelente material de construcción, por lo que se utiliza en la mayoría de los proyectos públicos y privados.

Desafortunadamente, su fuerza también tiende a ser su debilidad, ya que este no se puede estirar ni doblar por que no es flexible como otros materiales. Es decir, cuando el concreto se expande y contrae debido a las condiciones climáticas, su superficie inevitablemente se agrieta bajo la presión y falla.

Es por ello que en la construcción civil es muy importante tener en cuenta las diferentes maneras de distribuir las cargas o pesos sobre las estructuras, más si estas son estructuras diseñadas para soportar cargas grandes y con un considerable movimiento horizontal.

Este movimiento puede ser ocasionado por efectos térmicos o por condiciones mecánicas conocidas por todos nosotros los que tenemos alguna relación con el cálculo de estructuras.

Dicho todo esto, existen alternativas en la construcción que permiten maniobrar o condicionar estas cargas “considerables” o movimientos horizontales para que no afecten a las estructuras. Dentro de estas alternativas podemos mencionar a las juntas de concreto.

Las juntas no son más que aberturas hechas en las estructuras que permiten el movimiento horizontal y de un modo u otro darle mayor flexibilidad y facilidad de movimiento.

Anuncios

Juntas

Las juntas se colocan en el concreto para compensar la expansión y contracción del material debido a las condiciones climáticas.

Para evitar las grietas, los que diseñan la estructura deben predecir donde se agrietará el concreto y cómo se expandirá. En base a esta evaluación, colocarán las juntas en diferentes ubicaciones.

Estas juntas preformadas ayudarán a mejorar el desempeño general de la superficie de concreto y asegurarán que tenga espacio para expandirse y contraerse sin causar ningún daño a las estructuras circundantes.

En ocasiones, los contratistas necesitan instalar estas juntas para estabilizar las paredes o piso. Sin estas juntas, la superficie sería demasiado inestable y, por tanto, propensa a sufrir daños. Estas juntas permitirán que el concreto se mueva libremente y se asiente en la subrasante con el tiempo. La losa de hormigón será independiente de las estructuras que la rodean, por lo que cualquier expansión y contracción no afectará a las mismas.

Anuncios

Tipos de juntas

1. Juntas de Construcción

Las juntas de construcción se colocan en una losa de hormigón para definir la extensión de las ubicaciones individuales cuando se coloca el concreto en diferentes momentos, generalmente de conformidad con un diseño de juntas predeterminado. Característica de este tipo de juntas es que mantiene al concreto nuevo en su lugar.

Las juntas de construcción deben diseñarse para permitir los desplazamientos entre ambos lados de la losa, pero al mismo tiempo, deben transferir los esfuerzos de flexión producidos en la losa por cargas externas.

A su vez deben permitir el desplazamiento horizontal en ángulo recto con la superficie de la junta que normalmente es causado por el movimiento térmico y de contracción. Al mismo tiempo, no deben permitir desplazamientos verticales o rotacionales.

Básicamente son “rieles enrasados” hechos de madera, metal o plástico y se colocan durante el vertido y el acabado del concreto. Este tipo de juntas se pueden dividir en juntas de construcción transversales y longitudinales. Las juntas de construcción longitudinales también permiten el alabeo de las losas sin una separación o agrietamientos apreciables de las losas.

Por lo general, se colocan al final de un día de trabajo o cuando la colocación de concreto se detiene por más tiempo que el tiempo de fraguado inicial del concreto. En el caso de losas, pueden diseñarse para permitir el movimiento y/o transferir carga. Esta ubicación de las juntas deben estar predeterminadas.

2. Juntas de Expansión

Las juntas de expansión se utilizan para permitir la expansión y contracción del concreto durante el periodo de curado y servicio. Estas juntas se utilizan para permitir cambios dimensionales en el hormigón debido a la carga. Está unión ayuda a separar o aislar áreas o miembros que podrían verse afectados por tales cambios dimensionales.

3. Juntas de Contracción

Esta en una de las juntas más problemáticas pero de uso común. Tanto las juntas de aislamiento como las de construcción se colocan antes de verter el concreto, y por lo tanto, están en su lugar a medida que la losa se seca y se asienta en la subrasante, por citar una superficie. Sin embargo, las juntas de contracción no se colocan antes de verter el concreto, sino, que se agregan a la superficie a medida que el concreto se asienta y antes de que tenga la posibilidad de formar grietas.

Las juntas de contracción están destinadas a crear planos debilitados en el hormigón y regular la ubicación donde pueden ocurrir grietas, como resultado de cambios dimensionales. Las juntas de contracción/control se colocan en losas de concreto para controlar el agrietamiento aleatorio.

Cuando la contracción está restringida por el contacto con suelos de soporte, relleno granular, estructuras contiguas o refuerzo dentro del hormigón, se desarrollan tensiones de tracción dentro de la sección de concreto. Las juntas de contracción consisten en una región con una sección transversal del concreto reducida y un refuerzo reducido. La sección transversal del concreto debe reducirse al menos un 25% para garantizar que la sección sea lo suficientemente débil como para que se forme una grieta.

Los contratistas crearán grietas en la dirección que deseen para controlarlo y preservar la integridad estructural del concreto.

4. Juntas de aislamiento

Se utilizan juntas de aislamiento para separar o aislar las losas de otras partes del edificio, como paredes, zapatos o columnas; también caminos de entrada y patios desde aceras, losas de garaje, postes de luz u otros puntos de restricción.

Cuando la losa de concreto se expande o contrae, las juntas de aislamiento asegurarán que la losa no se agriete ni cause ningún problema en las tuberías, pilares, paredes y columnas cercanas.

Las juntas permiten el movimiento vertical y horizontal libre entre las partes adyacentes de la estructura y ayudan a reducir el agrietamiento cuando estos movimientos están restringidos. Se usa una junta de aislamiento para disminuir las tensiones de compresión que se desarrollan en intersecciones en T y asimétricas, rampas, puentes, cimientos de edificios, entradas de drenaje, pozos de inspección y en cualquier lugar donde se produzca un movimiento diferencial entre el pavimento y una estructura (u otro pavimentos existente).

Estas casi siempre se colocan en instalaciones al aire libre por que la superficie de concreto no se expande tanto en ambientes interiores con clima controlado. Por lo general, se rellenan con un material de relleno para juntas y así evitar la infiltración de agua y suciedad.

5. Juntas Sísmica

Las juntas sísmicas son juntas de expansión anchas que se proporcionan para separar porciones del edificio de diferente masa y rigidez. La cobertura de juntas sísmicas debe permitir el movimiento y ser arquitectónicamente aceptable. El ancho de una junta sísmica debe ser igual a la suma de las deflexiones totales al nivel involucrado desde la base de los dos edificios, pero menor que la regla arbitraria de 1″ para los primeros 20 ft de altura sobre el suelo (Normativa US), más 1/2″ por cada 10ft de altura tradicional. La determinación de estas desviaciones será la suma de la desviación del piso además de la desviación por flexión del edificio hasta el nivel involucrado.

Los edificios con muros de corte, al ser mucho más rígidos, necesitan una junta sísmica solo, digamos, la mitad de ancho, ya que las oscilaciones sísmicas de los edificios con muros de corte serán mucho más pequeñas que las de los edificios enmarcados.

Colocación y sellado de juntas

Este es uno de los aspectos más importantes de las construcciones del concreto, ya que se debe planificar bien la colocación y el sellado de las juntas para garantizar que su losa de concreto permanezca intacta y estructuralmente sólida durante mucho tiempo (vida útil).

  • La colocación de las juntas: Las juntas deben ser uniformemente separadas y deben penetrar al menos 1/4 de la superficie para ser eficaz. Asegúrese de cortar las juntas lo más rápido posible por que las grietas incontroladas se pueden formar fácilmente en 6 a 12 horas después de vertido el concreto
  • Sellado del concreto: Los selladores protegen las juntas de la humedad, el polvo y los escombros. Son lo suficientemente suaves para adaptarse a la expansión y contracción del concreto, por lo que no tiene que preocuparse de que los selladores agreguen presión a la junta. Los selladores también mejorarán el atractivo estético general del concreto y “disfrazarán” las juntas siempre que sea posble.

Sin juntas, la losa de concreto se agrietará bajo presión y formará fisuras incontroladas. Estas grietas pueden comprometer la integridad estructural del concreto y afectar su apariencia.


Podemos concluir que las juntas y sus detalles tienen un aspecto importante en el diseño de los edificios, y esto lo proporcionan únicamente aquellos dedicados al diseño y construcción a base de su experiencia. Las juntas bien diseñadas y construidas mejorarán no solo la apariencia de un edificio, sino, que brindarán el rendimiento deseado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s